Aceites esenciales no aconsejados por via oral

Se desaconseja su uso por vía oral, debido a la proximidad que existe entre la dosis terapéutica y la dosis tóxica.

AE vía oral

Los más peligrosos son los que presentan altos contenidos de sustancias pertenecientes al grupo químico de las cetonas y al de las lactonas; también los ricos en ascaridiol y otras moléculas en particular que se han ido detectando en fitoquímica, con una toxicidad elevada.
La mayor parte de ellos han ido quedando en desuso.
Se desaconseja su empleo, ya que presentan acción neurotóxica y abortiva

Alcanfor (Cinamomum camphora) en sus variedades amarilla y parda, contienen gran cantidad de safrol, son tóxicos y carcinogénicos.
Nota: La variedad blanca, no contiene safrol, se utiliza en uso tópico. Evitar en embarazadas, epilépticos y asmáticos.

Almendra amarga (Prunus dulcis var. amara): No se debe utilizar en aromaterapia, aceite muy tóxico. Contiene cianuro.

Árnica (Árnica montana): el AE es muy tóxico No debe utilizarse por vía oral ni sobre heridas en la piel.
Nota: Utilizar la tintura o el oleomacerado, tienen muchas propiedades.

Género Artemisia: existen diversas especies muy tóxicas, A. absinthium, A. abrotanum, A. vulgaris, etc.
Nota: el estragón (A. dracunculus) no es tóxico en su empleo razonable.

La manzanilla azul (A. arborescens) no es tóxica.

Boldo (Peumus boldus): muy tóxico, incluso en pequeñas dosis.

Buchu (Barosma betulina). No se utiliza en aromaterapia. Tóxico.

Cálamo (Acorus calamus var. angustatus): toxina oral. Posible carcinogénico.

Casia (Cinamomum cassia): Toxina dérmica. Aceite muy peligroso.

Gaulteria (Gaultheria procumbens). Tóxico e irritante. No se utiliza por vía oral.

Hisopo (Hyssopus officinalis): Puede producir ataques epilépticos.
Nota: En su lugar se puede utilizar el Hyssopus. officinalis var. decumbens, menos tóxico y más eficaz.

Jaborandi (Pilocarpus jaborandi). Altamente tóxico.


Meliloto (Melilotus officinalis) Tóxico por su elevada concentración en cumarinas. Prohibido en muchos países. No se utiliza.

Mostaza (Brassica nigra): tóxico oral y dérmico. Uno de los AE más tóxicos.

Narciso (Narcissus poeticus): Puede provocar parálisis e incluso la muerte.

Orégano (Origanum vulgare) toxina dérmica e irritante de las membranas mucosas.

Pazote (Chenopodium ambrosioides): aceite muy tóxico.

Perifollo (Anthriscus cerefolium). Tóxico, posible carcinógeno.

Pino negro (Pinus mugo var. pumilo): Irritante dérmico.

Poleo (Mentha pulegium): En desuso. Toxina oral.

Rábano(Cochlearia armoracia)Toxina oral. Es uno de los AE más peligrosos.

Retama de olor (Spartium junceum) muy tóxico. Contiene espartina.

Ruda (Ruta graveolens): Toxina oral, irritante dérmico y de las membranas mucosas. En desuso.

Sabina (Juniperus sabina). Muy tóxico. Puede provocar parálisis e incluso la muerte.

Salvia (Salvia officinalis): Tóxico oral. Produce efectos laterales debido a que contiene grandes cantidades de tuyona.
Nota: Es mejor utilizar la especie Salvia sclarea, que no contiene tuyona.

Santolina (Santolina chamaecyparisus): Toxina oral. Antiparásito en desuso.

Sarrapia (Dipterix odorata). Muy tóxico.

Tanaceto (Tanacetum vulgare). Muy tóxico. Alto contenido en tuyona.

Tomillo andaluz (Thymus capitatus): toxina dérmica e irritante de las membranas mucosas.

Tuya (Thuya occidentalis): Venenoso. Contiene gran cantidad de tuyona.