Calidad de los Aceites esenciales

Se pueden adquirir aceites esenciales en farmacias y establecimientos de dietética.
Actualmente existen muchos laboratorios de aromaterapia y podemos elegir entre varias marcas. Pero no todas son equivalentes en calidad y están lejos de serlo.


Calidad Aceites Esenciales

La mayor parte de aceites esenciales actualmente disponibles en el mercado no son cualitativos.

Encontramos aceites esenciales cortados con otras sustancias químicas, o bien rectificados, deterpenados, adulterados, y algunos en parte sintetizados y casi siempre insuficientemente definidos.

Estos productos son muy aleatorios y no ofrecen ninguna garantía en cuanto a su origen y a sus propiedades terapéuticas, que pueden resultar en algunos casos tóxicos.

Sólo deberíamos adquirir, para fines terapéuticos, aceites esenciales envasados en botellas de vidrio topacio, y en su etiqueta debe constar:

  1. Identificación botánica exacta: además de su nombre común, ha de constar su nombre completo en latín.
    Ejemplo: el término Lavanda es insuficiente ya que existen diferentes especies de lavanda de las que se extraen aceites esenciales cuya composición varía mucho así como sus propiedades terapéuticas, por lo que el nombre completo se compone de:
    Género: Lavandula,… Epíteto calificativo: vera, spica, hybrida,…
    Y a veces de la variedad, si existe: var. fragans, var. colone abrialis,…
    Se obtiene así la Especie botánica exacta: Lavandula vera, Lavandula hybrida, etc.
  2. Parte de la planta empleada (o.p.): Aunque hay ciertas especies que se destilan como planta entera (Mentha piperita, Rosmarinus officinalis,…), otras producen AE de distinta composición según la parte de la planta que se destila, por lo que sus propiedades son distintas :
    Ejemplo: Del Citrus aurantium var. amara, se obtienen:
    o.p. corteza fruto: AE Naranjo Amargo, rico en cumarinas.
    o.p. flores: aceites esenciales nerolí. Bigarde, carece de ellas, es antidepresivo y sedante.
    o.p. hojas: aceites esenciales Petit-grain: Carece de ellas, es buen antiespasmódico.
  3. Especificidad bioquímica (quimiotipo s.b.): Una misma planta elabora esencias diferentes con propiedades específicas, según su medio ambiente (país, suelo, clima, latitud, etc.).
    Ejemplo: Hay especies en que esto ocurre de una forma muy significativa, como es el caso del Romero (Rosmarinus officinalis):
    1. El recolectado en España es un aceite rico en alcanfor, con propiedades neuromusculares: Rosmarinus officinalis s.b. alcanfor.
    2. El recolectado en Marruecos, contiene 1,8 cineol, con propiedades antisépticas respiratorias: Rosmarinus officinalis s.b. 1,8 cineol.
    3. En algunos lugares de Francia, contiene una cetona llamada verbenona, con propiedades mucolíticas: Rosmarinus officinalis s.b. verbenona.

      El quimiotipo es un factor muy importante dentro de la compleja composición de un aceite esencial. Pueden parecerse más, respecto a propiedades terapéuticas, los aceites esenciales de especies, géneros y familias diferentes con un quimiotipo parecido, que aceites esenciales de la misma especie con quimiotipos distintos.

Otros requisitos que deben incluir el etiquetado son:

  • Extracción por destilación en corriente de vapor de agua o por expresión (en cítricos).
  • Destilación completa.
  • 100% puros, sin mezclas ni manipulaciones.
  • Registro de sanidad.

Cuando se compren aceites esenciales también hay que tener en cuenta el precio, los aceites esenciales naturales suelen ser caros (atención si una empresa está vendiendo todos los aceites al mismo precio o demasiado baratos).

También se ha de sospechar de un aceite que se vende en un frasco de vidrio transparente.

Para comprobar si un aceite esencial está adulterado se puede realizar la siguiente prueba:

  • Se vierte un poco de aceite esencial en un trozo de papel secante.
  • Si el aroma desaparece con demasiada rapidez, se trata de una adulteración, seguramente con alcohol.
  • Si la textura es aceitosa y se esparce sobre el papel, esto nos indica que ha sido diluido en un aceite de origen vegetal.

Los siguientes aceites pueden ser mezclas sintéticas o naturales, destinadas a aproximarse al aroma del aceite mencionado, en el momento de adquirirlos hemos de tener en cuenta los factores mencionados más las indicaciones que aparecen junto a ellos:

  • Almendra dulce: el aceite genuino no tiene aroma.
  • Almizcle: sintético.
  • Ámbar gris: sintético.
  • Azahar (nerolí): posibles imitaciones. Si no es caro, se trata de azahar sintético.
  • Clavel: seguramente una imitación. Es un aceite muy caro. Se utiliza en perfumería.
  • Coco: el aceite genuino no huele a “coco”.
  • Flor de jengibre: sintético.
  • Flor de manzana: sintético.
  • Frambuesa: sintético.
  • Fruto del Laurel: seguramente una imitación.
  • Gardenia: difícilmente se encuentra.
  • Incienso: hay frecuentes imitaciones.
  • Jacinto: probables imitaciones.
  • Jazmín: cuando es barato es sintético. El aceite genuino es muy caro.
  • Lilas: sintético.
  • Lirio del valle (Muguet): sintético.
  • Loto: el genuino aceite de loto no existe.
  • Madreselva: si es barato es sintético. El genuino es muy caro.
  • Magnolia: sintético.
  • Melisa: si es barato está adulterado.
  • Miel: hay una producción de concentrado de cera que huele como la miel, pero no se encuentra en el mercado.
  • Mimosa: sintético.
  • Melón: sintético.
  • Narciso: difícilmente se encuentra.
  • Nardo: no se encuentra fácilmente. Es muy caro. Se utiliza en perfumería.
  • Rosa: si no es cara, es sintética, aunque puede ser adulterada.
  • Trébol sintético: en uso desde 1898.
  • Valeriana: puede haber imitaciones.