Tratamiento con aromaterapia

En todas las terapias naturales, es muy importante tener  en cuenta a la persona en su conjunto (holísticamente), y no sólo el síntoma o la parte afectada.

Para el tratamiento propiamente dicho hay que conocer:

  • La salud general del paciente: hábitos alimenticios y cotidianos: historial médico, etc.
  • Las propiedades curativas de los aceites esenciales que se van a utilizar, así como las posibles contraindicaciones de los mismos.
  • Siempre se intentará equilibrar a la persona.

El aceite esencial siempre buscará estabilizar y armonizar físico-psíquico-emocional, así pues, la interrelación paciente-aceite es esencial.

Por un lado hay que tener en cuenta las cualidades de los aceites y realizar un estudio general del paciente para encontrar  la afinidad de ambos.