Utilización en casos especiales

Los bebés y los niños pequeños tienen una piel delicada, por lo que debe utilizarse los aceites recomendados como particularmente suaves y aptos para ellos.

A partir del 4º mes del embarazo, sólo se consideran seguros ciertos aceites. Se han de utilizar la mitad de las cantidades que se usaría normalmente, hay que evitar todos los demás. Se ha de aplicar masajes especiales para embarazadas.

NOTA:
Para las personas mayores hay aceites especialmente recomendados.
Para niños o personas mayores con minusvalía física o mental, es preferible reducir a la mitad la cantidad de aceites esenciales en las fórmulas.