Antiguo Egipto



Antiguo Egipto

Para los egipcios, la aromaterapia era una forma de vida.
Existen papiros de unos 2800 a.C., en los que se registran los usos medicinales de las plantas, además de recetas y remedios para muchas dolencias.

Los egipcios utilizaban:

  • Aceites Perfumados
  • Cortezas y resinas aromáticas
  • Especias y vinagres aromáticos
  • Sustancias balsámicas
  • Vino, cervezas

Hacían uso de todo esto en la medicina, la liturgia, la astrología y el embalsamiento.

Los sumos sacerdotes, en los templos, construían sus laboratorios en dónde elaboraban sus compuestos aromáticos, y cuyas fórmulas guardaban en estricto secreto.

La mayor parte de los aceites esenciales utilizados en el antiguo Egipto, fueron elaborados a través de infusiones de plantas y gomas aromáticas en vino o en aceite graso.

Los sacerdotes también empleaban un complejo sistema de extracción (enfleurage), mediante el cual las semillas de sésamo absorbían las moléculas odoríferas de los pétalos o las hojas de las plantas.
También se cree que pudieron hacer uso de una primitiva forma de destilación, supuestamente descubierta por los Árabes 2000 años más tarde.

Uno de los perfumes predilectos era el Kyphi, una mezcla de 16 esencias diferentes.

Dioscórides, Plutarco, Galeno y Loret lo mencionan en sus escritos.
Se utilizaba en ceremonias religiosas, también se empleaba como medicina, y, según Plutarco, lo quemaban para conciliar el sueño, aliviar la ansiedad e iluminar el sueño.

Otra figura importante en el antiguo Egipto, era el embalsamador.
Éste tenía muchísimos conocimientos sobre el poder de las plantas.
Sabía que tenían propiedades antisépticas y antibióticas naturales que se aprovechaban para el proceso de preservar los cuerpos humanos de la descomposición.

Cada embalsamador elaboraba su propia fórmula.

Algunos de los ingredientes que se usaban entonces, siguen empleándose en la actualidad: