Influencia del olfato en la psiquis de los individuos


Aromaterapia y psique

Los olores nos rodean constantemente.
Podemos tapar los otros canales sensoriales pero no podemos dejar de respirar.

Los diferentes olores actúan provocando efectos profundos en nuestro comportamiento, estado de ánimo y funcionamiento del cuerpo.

Durante nuestro ciclo vital va cambiando el grado con que usamos el sentido del olfato:

  • Los bebés dependen básicamente de su olfato para buscar el sustento, porque pueden detectar las feromonas que secretan los pechos de su madre así como el olor de la leche materna.
  • En la primera infancia se reacciona espontáneamente a los olores.
    Hay estudios que indican que los niños con buen olfato son más inteligentes.
    En esta etapa no son capaces de discernir entre olores buenos y malos, este concepto lo adquieren con el aprendizaje.
  • A partir de los 20 años el sentido del olfato se hace más complejo.
    Es cuando se manifiestan las preferencias y las aversiones individuales hacia diferentes olores.
    Esta individualidad tiene un importante papel en la determinación de las personas que nos atraen, del ambiente que nos proporciona felicidad, etc.

Los aromas tienen el poder directo de desencadenar recuerdos, no sólo imágenes de los acontecimientos pasados sino también las emociones que se sintieron en esos momentos.

Algunos autores piensan que si una persona aumenta su conciencia de los olores suele ser un indicio de que mejora su bienestar psicológico.